Ultrasonido Obstétrico Y 4D

El ultrasonido obstétrico  y 4D nos permite observar las características externas del bebé, la cara, el movimiento de las manos y pies incluso los genitales. Es un complemento del ultrasonido obstétrico para descartar alteraciones corporales, la realización de las dos exploraciones garantiza una evaluación completa de las características físicas del bebe y un diagnóstico oportuno y veraz en caso de existir alguna anomalía congénita o malformación.

Para su realización es necesario tomar en cuenta que los siguientes factores ya que pueden cambiar el detalle de las imágenes obtenidas.

Buena cantidad de líquido amniótico es indispensable para la visualización del bebe, por ello se realiza entre la semana 25 y 33 de gestación.

La cantidad de tejido adiposo materno disminuye la nitidez de las imágenes del bebe.

La posición de la placenta puede estorbar con la cara o partes fetales.

Posición del bebe, se pueden realizar maniobras para obtener las mejores imágenes del rostro.